¿Qué es la Alimentación?

Es  importante comenzar definiendo un concepto que aunque acompaña nuestra vida constantemente, en ocasiones damos por sentado. La alimentación de se refiere a la ingesta de los nutrientes necesarios para obtener energía y homeostasis de nuestro organismo. En el ser humano al igual que cualquiera de los seres vivos en la naturaleza, la alimentación es tanto un efecto como una acción y puede presentarse a través de varios métodos dependiendo de las necesidades de un individuo. 

En el caso de los mamíferos, las hembras transmiten a través de la leche materna todos los nutrientes necesarios para los primeros meses de vida de un recen nacido y estas madres se convierten en procuradoras de la alimentación de sus pequeños. Aunque con el paso del tiempo se han desarrollado técnicas para suplir las necesidades nutricionales  de una persona, como la alimentación parenteral, el consumo oral de sólidos y líquidos es la forma clásica de alimentación humana y animal.  

¿Cuál es la forma en la que nuestro cuerpo procesa los alimentos?

El proceso mediante el cual nuestro cuerpo transforma los alimentos sólidos y líquidos en energía para que todo siga funcionando con normalidad, es realmente interesante y comienza en el justo momento que llevamos una cantidad de alimentos a nuestra boca.

  1. Los dientes trituran los alimentos para convertirlos en una masa homogénea.
  2. La legua los empuja a la garganta donde los músculos lo empujan hasta el estómago.
  3. Los ácidos gástricos deshacen ese embolo alimenticio y lo envía hacía el intestino delgado.
  4. A través de movimientos peristálticos, el intestino te contrae y se relaja simultáneamente para absorber gracias a sus vellosidades los nutrientes, que posteriormente son enviados al torrente sanguíneo y comienzan a ser metabolizados.

Es un proceso fascinante que realiza rutinariamente nuestro organismo para asegurar su supervivencia vital, sin embargo al proceso fisiológico de la alimentación lo sigue muy de cerca un factor fundamental para que el cuerpo pueda lograr el objetivo de homeostasis que tanto busca: una alimentación saludable.

Mientras que el proceso fisiológico de nuestro cuerpo no varía -a menos que haya una alteración en el organismo- lo que si puede variar son nuestros hábitos de alimentación y que tantas grasas saturadas, consumo de sal, productos lácteos, embutidos, cereales integrales y productos de origen animal consumimos diariamente.

Por esa razón hoy día se ha solidificado el concepto de que "Somos lo que comemos" y que una alimentación balanceada junto a la actividad física, aseguran una mejor calidad de vida y buena salud en los seres humanos. 

¿Qué es una buena alimentación?

En el mundo moderno y sus rutinas aceleradas, es habitual desarrollar desórdenes alimentarios si no se pone mucha atención, saltarse las comidas para realizar alguna actividad laboral es tan grave como engañarnos a nosotros mismo diciéndonos que una galleta y un café es una comida aceptable.

La clave dietética está en mantener un equilibrio adecuando con todos los tipos de alimentos. Una forma muy sencilla de saber cómo es este equilibrio se encuentra en la clásica pirámide alimenticia, esa que nos enseñan desde la primaria, descrita con colores y dibujos cual sería el ideal diario de consumo alimenticio.

Desde agua, ejercicio físico, alimentos ricos en hidratos de carbono, vegetales de todo tipo, como espinaca, repollo y papa, hasta proteínas, la pirámide explicar cuáles alimentos deben ser consumidos en menor o mayor cantidad para asegurar una vida saludable. 

Ejemplo de un Menú saludable:

Algunos utilizan la siguiente frase para describir la cantidad de alimentos que deben consumirse en cada comida “Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo” Esta no es una regla al momento de pensar cuanta comida debemos poner en el plato, pues debemos considerar nuestro gasto energético y por ende, calórico de cada día.

Una persona que realice grandes cantidades de ejercicio físico diariamente debe consumir mucho más de lo que debería consumir una persona con una rutina sedentaria en el escritorio de una oficina, por ejemplo. Pero podemos construir fácilmente el menú de un día para una persona promedio.

Desayuno saludable: están compuestos por un poco de lácteo, proteína –animal o vegetal- alguna fruta e hidratos de carbono –carbohidratos-. A continuación 3 ejemplos de un desayuno sano.

  1. Emparedado de pan integral, relleno de aguacate, pepino y espinaca. Una manzana y un vaso de café con leche.
  2. Un par de huevos hervidos con ensalada de papa y zanahoria al vapor sin mayonesa y tostadas de pan. Un vaso de jugo de naranja.
  3. Panqueques con poca azúcar, huevos hervidos, aguacate y espinaca. Batido de fresa.

Es recomendable a media mañana merendar con alguna fruta fresca, como una banana o una mandarina, para preparar el estómago hasta el almuerzo. En la segunda comida del día es recomendable una porción abundante de verduras, junto a una cantidad moderada de cereales y una porción mediana de carne magra o cualquier proteína que decidan consumir. A continuación 3 ejemplos de almuerzos saludables:

  1. Ensalada de lechuga, manzana troceadas, maní, tomate cherry y aguacate, con pollo en cuadros. Puede aderezarse con jugo de lima o vinagre de manzana, viene bien un toque de aceite de olivo.
  2. Sopa de verduras con poca sal, en caso de desearlo puede agregarse cualquier tipo de proteína animal: huevo, pescado, pollo o carne.
  3. Espaguetis integrales con salsa de champiñones y pollo al horno con vegetales.

La merienda del almuerzo puede consistir en un puñado de almendras, maní o nueces, así como un vaso de yogurt.

Pese a lo mucho que se ignora la última comida del día, es vital darle su importancia, porque nuestro cuerpo sigue consumiendo energía durante las horas de sueño y es vital que tenga un lugar del cual sacarla, por eso no debemos saltarnos la cena. Además recordemos que nuestro cuerpo no funciona a base de privaciones, por lo tanto el mito de que bajaras de peso más rápidamente si dejas de cenar es completamente falso. A continuación 3 ejemplos de cenas saludables.

  1. Aguacate relleno con ensalada de atún sin mayonesa, puede aderezarse con un poco de aceite de olivo, vinagre o jugo de limón.
  2. Ensalada de garbanzo con cilantro, tomates cherry y aguacate.
  3. Crema de calabaza y huevos al vapor.

Sin duda las combinaciones son innumerables, siempre manteniendo la regla de equilibrar los distintos tipos de alimento en un mismo platillo.

Ho día muchas personas introducen a sus rutinas diarias una alimentación balanceada como una forma de perder peso eficazmente y esto es una excelente opción, no porque esta forma de alimentación tenga propiedades adelgazadoras precisamente, sino porque al abandonar nuestros hábitos de alimentación nocivos, el organismo comenzará a volver a su forma fisiológica natural, eliminando los excesos, además de que la persona comenzara a sentirse con más energía y estará inclinada a realizar más actividades físicas. Sin embargo también existen métodos controlados para la pérdida de peso y dietas de transición hacía hábitos alimenticios más saludables, como la Dieta Crash Natural.

Indiferentemente de la razón por la cual una persona pueda iniciar un cambio positivo en su alimentación, los resultados siempre sorprenden y justifican las dificultades que pueden hallarse en el camino de un estilo de vida más sano.

¡Listo, ya puedes correr a obtener tu propio Ebook y todas sus recetas!

Consigue que ese Ex se arrepienta al verse radiante y feliz.

Ríete al ver la mirada rabiosa de tus antiguas compañeras de clase, al lucir tan esbelta y preciosa.

Consigue por fin ese cuerpo ideal… Con la Dieta Crash Natural, por supuesto.

¡Compra ya tu Ebook y moldea tu figura!

 Preguntas frecuentes sobre la Dieta Crash Natural

Baja el eBook La Dieta Crash Natural para dar el primer paso para cambiar tu vida y recuperar la figura que te mereces.  Con dos semanas de dedicación y disciplina estarás lista para estrenar figura sintiéndote excelente

Bienvenida a tu nueva figura con dieta-crash-natural.com