Dieta Crash Testimonios

 

Carmen Gutiérrez, d.f.

Mi nombre Carmen Gutiérrez, tengo 34 años y vivo en ciudad de México, esta es mi experiencia con la Dieta Crash Natural. Mi historia es que tuve que vivir un divorcio bastante difícil. Mi ex marido me había dejado por una mujer más joven luego de años de matrimonio. Habíamos tenido dos hijos, una casa y una vida hecha, pero todo eso se terminó. El divorcio fue difícil porque estaban los niños, la casa, incluso el coche. Aquel hombre no quería saber nada de nosotros, simplemente quería que desapareciéramos de su camino para el poder vivir feliz y tranquilo junto a su nueva pareja, a pesar de lo que eso causaba en nuestros hijos y en mi misma. Por eso el divorcio fue tan difícil y tan largo, porque tuve la fuerza de no ceder.

Durante todo el tiempo que duró el trámite del divorcio comencé a descuidarme. Me hacía sentir mal que prefirieran a otra mujer más que a mí, puesto que había dedicado en parte de mi vida a ese hombre y eso tan repentino me dejó muy deprimida. Yo durante mi matrimonio era una mujer alegre, me gustaba estar linda para mi marido pero liego de que me dejara, me descuidé. Estuve mucho tiempo comiendo cualquier cosa, descuidando mi apariencia, fíjate que había incluso dejado de usar maquillaje. Así seguí durante un tiempo hasta que un día me vi en el retrovisor del coche y me di cuenta de que esa mujer ya no era yo, que si ya no era bonita para ese malagradecido pues debía ser bonita para mí, fue ahí cuando conocí la Dieta Crash Natural.

Lo primero para mejorar era bajar de peso. Podía usar maquillajes y otras cosas para verme bonita pero si no bajaba de peso, de nada servía que me comprara ropa bonita o que tuviera mucha autoestima, porque había subido bastante de peso durante el divorcio gracias a que no comía bien, comía cualquier cosa a cualquier hora y no estaba pendiente de mí. Una amiga me recomendó que dejara de cenar, pero me daba mucha hambre, así que si acaso duré tres noches sin cenar y no había bajado de peso gran cosa, por lo que lo dejé. Fue entonces cuando navegando por internet, conocí la Dieta Crash Natural.

Encontré muchas dietas en internet, pero todas me parecían tan difíciles que ni me quería molestar en intentarlo. Di con la página web de la Dieta Crash Natural por casualidad mientras navegaba. La Dieta Crash Natural prometía bajar 10 kilos en dos semanas, comiendo de forma deliciosa y sin muchos problemas. Cuando leí eso, lo primero que pensé era que me estaban engañando. ¿Cómo iba a perder yo 10 kilos en 2 semanas y además comiendo rico?, había estado días sin cenar, o sea dejando de comer y no había bajado gran cosa entonces me preguntaba ¿cómo se pueden bajar 10 kilos en 2 semanas mientras comes rico? No le creía a la publicidad de la Dieta Crash Natural porque pensaba que era un mentira.

Pero quería tanto bajar de peso y sabía que todo lo demás que encontrara en internet siempre iba a ser lo mismo, lo mismo que me había dicho mi amiga y que conmigo no había funcionado. Por lo tanto, luego de pensarlo mucho, decidí comprar la Dieta Crash Natural. De todas formas, no tenía nada que perder. Lo peor que podía pasar era que aprendiera nuevas recetas para comer rico y sinceramente a mi me gustaba comer rico. Entonces solo me hice con la Dieta Crash Natural y comencé a ponerla en práctica.

Esos días en que había dejado de cenar, me había comprado una báscula para medir mi peso, así llevaba una cuenta de cuanto perdía, más que todo para ver si funcionaba. No perdí más de kilo y medio. Bueno, usé después la báscula luego de adquirir la Dieta Crash Natural para medir mi progreso. Primeramente me hice con todos los ingredientes del recetario para que no me faltar nada y de esa forma cumplir la dieta a cabalidad. Al menos iba a poder comer, por lo tanto si la dieta fracasaba no iba a ser por mí porque yola iba a cumplir bien. Bueno, de esta forma fui al Oxxo y compré toda la lista al pie de la letra. De vuelta en casa, estaba lista para comenzar con la Dieta Crash Natural.

Empecé un lunes, porque era algo que decían mucho mis amigas cuando se ponían a dieta o sea a comer menos, decían “comienzo el lunes” y bueno yo comencé también el lunes. El primer día todo bien, no me llevó mucho tiempo preparar las tres comidas y era verdad, eran muy deliciosas. Según había leído en el ebook de la Dieta Crash Natural, todos los platillos habían sido hechos por nutricionistas y chefs mexicanos, por eso los ingredientes se conseguían en el oxxo y no era muy complicado hacer la dieta.

Todo fue delicioso el primer día, no sentía hambre y me gustaba lo que me decían comer. Me di cuenta de que las comidas tenían poca guarnición pero no le presté atención porque igual estaban muy sabrosas. Todo muy sencillo, así que no me hice muchas ilusiones. Al día siguiente, temprano en la mañana me paré sobre la báscula y me di cuenta de que había perdido casi 0,7 kilos. Me sorprendí, porque no sentía que había hecho nada fuera de lo común, en realidad había tomado la Dieta Crash Natural como un recetario que me permitiría comer deforma gourmet, así aprendía algunas cosas divertidas para usar después.

Eso fue el primer día, el segundo fue lo mismo. Comidas deliciosas y fáciles de preparar. No sentía hambre, me sentía bien y podía seguir realizando mis actividades diarias: llevaba a mis hijos al colegio, los iba a buscar, iba al trabajo, casualmente me reuní con una de mis amigas aquel día (pero no le comenté nada sobre la Dieta Crash Natural, quería ver primero como terminaban las 2 semanas), todo normal. El segundo día terminó. La mañana del tercer día me levanté directo a la báscula y me di cuenta e que había perdido 0,6 kilos en comparación con el día anterior. Listo, me dije, así irá disminuyendo hasta que no pierda nada y si acaso perderé unos 3 o 4 kilos. Pero no se detuvo.

De hecho se mantuvo, a veces eran 0,5 o 0,6 kilos los que bajaba, siempre variaba. Pero todos días me levantaba con la maravillosa sorpresa de que estaba bajando de peso. Luego de terminar la primera semana, me vi en un espejo completo de cuerpo completo, dándome cuenta de que de verdad me había distinta. Mis mejillas estaban menos rellenas, mi figura se había vuelto más elegante y yo me veía distinta. Luego de mirarme en ese espejo me sentí otra vez radiante, como en mis mejores días de matrimonio. Verme así de bonita me dio mucho ánimo para la segunda semana con la Dieta Crash Natural.

Tenía ganas de cambiarle algo a la dieta, algo que pudiera acelerarlo todo pero recuerdo que había leído que debía cumplir la Dieta Crash Natural al pie de la letra, por lo tanto eso fue lo que hice. Seguí las recetas al pie de la letra como había hecho la primera semana y todo se mantenía igual. Cada mañana me paraba y chequeaba mi peso en la báscula dándome cuenta de que había perdido peso.

Tu puedes creer que bajar medio kilo de peso no es mucho pero si bajas medio kilo todos los días durante una semana, pierdes tres kilos. Y medio. Eso en dos semanas son 7 kilos y 7 kilos es una diferencia muy grande, te comienzas a ver distinta, más bonita, como más fuerte, con una figura más estilizada. Así me comenzaba a ver yo y me sentía muy bien con eso. No me aguantaba y me miraba en el espejo de cuerpo completo todos los días. Haciendo la Dieta Crash Natural comenzaba a sentirme mucho más segura con mi aspecto.

Así transcurrió la segunda semana y luego de 14 días aplicando la Dieta Crash Natural había perdido 8,5 kilos. No llegué a los 10 kilos porque, como explican en el ebook de la Dieta Crash Natural, no todos los cuerpos son iguales y no todos reaccionan de la misma forma pero el cambio en mi era algo increíble. Lo bonita que me quedaba la ropa, lo bonito que me veía y lo mejor de todo fue que me mantuve así, tranquila, cuidándome y procurando no comer mucha comida chatarra. De esta forma no volví a subir de peso.

Me tomo el tiempo de contar como me fue con la Dieta Crash Natural porque había visto que muchas de mis amigas subían y bajaban de peso por andar leyendo consejos que encontraban en internet, yo misma intenté dejar de comer para bajar de peso y me di cuenta de que eso no funcionaba. La verdad es que eso no está bien para nuestro cuerpo. Por eso es que me tomo el tiempo de contar esto, para que las mujeres sepan que si existe una forma de bajar de peso y que esta forma de bajar de peso es sencilla, fácil y deliciosa.

Creo que no hace falta decir que se lo he recomendado a todas mis amigas, que lo han probado y que han tenido resultados similares a los míos. Por estas razones quiero decirte que pruebes la Dieta Crash Natural, porque funciona. Te prometo que no va a defraudarte.

 

 Preguntas frecuentes sobre la Dieta Crash Natural